Impacto

img-impacto

De los resultados de la Encuesta Nacional de Discapacidad (ENDI) – Ministerio de Salud de la Nación Argentina del 2001 – se desprende que el 7,1% de la población tiene alguna discapacidad. La distribución por edades muestra que el 11,7% de las personas con alguna discapacidad son menores de 15 años, el 48,5% tiene entre 15 y 64 años y el 39,8% restante tiene 65 años o más.

Las discapacidades más frecuentes son las motoras (39,5%), le siguen las visuales (22%), auditivas (18%) y mentales (15,1%).

Uno de los resultados más importantes de la ENDI es que permite ver a las personas con discapacidad en su calidad de miembros de hogares. La discapacidad no es sólo un atributo de las personas individuales sino que caracteriza al hogar en que esa persona vive. Mientras la discapacidad caracteriza al 7,1% de las personas, el 20,6% de los hogares alberga al menos una persona con discapacidad.

Utilizando los datos de la Encuesta, podría deducirse que en Tandil habría 10.000 hogares en los que algún integrante es discapacitado, y de éstos, 1000 serían niños. Este estudio confirma la idea que una persona con discapacidad es una persona que necesita apoyo y asistencia y que su familia y el resto de los miembros de su hogar son su principal recurso.

Beneficiarios directos: Niños menores de quince años. De acuerdo a la demanda se irán formando los grupos interdisciplinarios de atención terapéutica. El centro tendría un radio de influencia que abarca ciudades vecinas.

Beneficiarios indirectos: las familias.